Google playApp Store

Desmontando mitos: ¿El ácido láctico es leche? (E270 vs APLV)

100px E270 vs APLV

Pues… ¡NO! El ácido láctico (E270), es uno de esos “falsos amigos” que parecen lo que no son por culpa de su nombre, el ácido láctico no contiene proteínas de leche de vaca. Vamos a desmontar este mito…

Siguiendo con la serie “desmontando mitos”, tras nuestro Desmontando mitos: E101 y APLV (Alergia a la leche) ahora vamos a hablar del ácido láctico…

Cuando nos detectan (a nosotros o a nuestros hijos) la alergia a la proteína de la leche de vaca (APLV), una de las primeras cosas que solemos hacer es ir a google y buscar que ingredientes de los alimentos NO podemos consumir, rápidamente tendremos en nuestras manos multitud de listados de ingredientes y en muchos de ellos encontraremos el aditivo E270 (Acido láctico), entonces, ¿porqué aquí me dicen lo contrario?

En 2011, la Unión Europea (y por extensión España) aprobó un reglamento sobre el etiquetado de alimentos, donde uno de los puntos principales es el etiquetado de los alérgenos “principales” (14 alérgenos entre los que está incluida la leche de vaca).

A partir de la publicación de esta normativa esta prohibido no especificar claramente la presencia de un alérgeno. Esto es MUY IMPORTANTE, quiere decir que si el ácido láctico (E270) proviene de la leche debería aparecer en el etiquetado del siguiente modo: …,E270 (LECHE),… ó …,ácido láctico (LECHE),…

Pero vamos más allá: Resulta que industrialmente la producción del E270 es mucho más barata si se realiza a través de la fermentación bacteriana del almidón y las melazas, por lo que la industria alimentaria, obviamente, ha preferido esta forma de fabricación. Por nuestra parte, desde ¡Bueno para Mí! hemos analizado los 1.700 productos que contienen este aditivo (de 90.000 que tenemos en la base de datos) y tan solo 3 productos (Marcas Delizia, Dolce Mamma y Trentin) declaran utilizar un ácido láctico proveniente de la leche (y se encuentra perfectamente etiquetado), por lo que podemos afirmar que el E270 puede ser consumido por las personal con APLV (alergia a la proteína de la leche de vaca), salvo contadas excepciones que están perfectamente identificadas.

El PROBLEMA es que los centenares de BLOGs que se escribieron hasta 2011, y algunos posteriores, al no existir la regulación mencionada incluían el E270 como una posible fuente de proteína de leche y por extensión no se debían consumir por alérgicos a la leche (APLV).

Referencias externas:

FOOD-INFO – E270

WIKIPEDIA – E270

IMPORTANTE: Como siempre decimos en este BLOG, y ya que hasta los propios fabricantes lo indican, REVISAR SIEMPRE el envase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: