Google playApp Store

Los 10 aditivos más utilizados en España

Aditivos por España¡Bueno para Mí! Almacena más de 90.000 productos de venta en España con sus composiciones asociadas, lo que nos permite saber que estamos comiendo, ¿quieres saber cuales son los 10 aditivos más utilizados en España? Nosotros te lo contamos:

 E330 (Ácido cítrico)

Utilizado sobre todo como conservante esta presente en casi 16.000 productos de los 90.000 analizados (casi un 18%).Por suerte este producto afecta a pocos alérgicos. A pesar de su nombre, que lo relaciona claramente con limones y naranjas, la mayor parte del E330 que podemos encontrar en nuestros alimentos proviene de la fermentación de azúcares como la sacarosa o la glucosa, realizada por un microhongo llamado Aspergillus niger. Para los que gusta de saber si es “bueno o malo”, este aditivo desde luego no es malo.

 E322 (Lecitinas)

Esta presente en uno de cada diez productos del mercado, se trata en este caso de un emulsionante que se utiliza sobre todo para facilitar la mezcla (emulsión) de agua y aceites (o grasas). El origen de la lecitina puede ser muy variado: soja, girasol, huevo… lo que hace que sea un aditivo muy a tener en cuenta por alérgicos y celiacos. Por suerte, en España y en la UE, desde 2011 es obligatorio que se identifique su origen si puede ser alergénico. No se le conocen efectos negativos (a parte de alergias e intolerancias, claro).

E2023º E202 (Sorbato potásico)

Presenta en un 8% de los productos que solemos consumir, se trata de nuevo de un conservante. En este caso la normativa marca un consumo máximo diario (ADI) de 25 mg/Kg puesto que un consumo superior podría generar diarreas. En cualquier caso, de nuevo, para los que gusta de saber si es “bueno o malo” se suele clasificar como inofensivo.

4º E300 (Ácido ascórbico)

Presente también en casi un 8% de los productos de nuestra cesta, en este caso se trata de un antioxidante. Seguramente te sonará mucho más otro de sus nombres: “Vitamina C”, pero por normativa, cuando se utiliza como aditivo no puede utilizarse esa denominación. Es inofensivo como ya habrás podido anticipar.

E5005º E500 (Carbonatos  de sodio)

Con una presencia similar a los dos anteriores rondando el 8% de los productos que podemos consumir. Se trata de un antiaglomerante con funciones de levadura y corrector de acidez. Sin interacciones con alergias e intolerancias suele clasificarse como inofensivo.

6º E471 (Monoglicéridos y diglicéridos de ácidos grasos)

Con este nombre tan “pomposo” encontramos un aditivo que se encuentra presente en el 7% de los productos analizados. Se trata del primer aditivo que nombramos con fama de polémico debido a su origen indeterminado (animal o vegetal), la posibilidad de ser de origen transgénico o su posible procedencia de aceite/grasa de palma. Es muy utilizado porque unifica en un único producto dos características muy interesantes para la industria alimentaria: Emulsionante y antioxidante, lo que lo hace muy atractivo para la conservación de los alimentos (la emulsión permite que no se pierda humedad) y el uso de aceites como cremas. En el aspecto de “bueno o malo” de nuevo es el primero de los que nombramos que suele tener una fama negativa (Recordar que todos los aditivos están altamente controlados y que su uso según normativa no debería producir efectos negativos).

7º E250 (Nitrito sódico)

Se trata de un conservante que se suele utilizar por su capacidad de eliminar bacterias y microbios. Presente en un 6% de los productos analizados, se encuentra altamente regulado por la normativa alimentaria, que solo recomienda un consumo diario (ADI) de un 0,1 mg/Kg. Como cualquier producto que elimina bacterias o microbios, tiene la capacidad no solo de eliminar las bacterias “no deseadas” sino también de eliminar las presentes en nuestra flora intestinal. Suele clasificarse como “malo” o “negativo”. Como en el caso anterior, recordamos que los aditivos están regulados y su uso según normativa no debería producir problemas (excepto a las personas con sensibilidad al producto).

8º E407 (Carragenanos).

En este caso se trata de un espesante y gelificante, presente en un 6% de los productos analizados. Se trata de un aditivo bastante criticado por los consumidores, con una limitación de consumo diario de 70 mg/Kg y que estudios recientes en ANIMALES lo desaconsejan, y la presión de los consumidores esta haciendo que los productores dejen de utilizarlo. Directamente se desaconseja su consumo en niños y embarazadas.

9º E331 (Citratos de sodio)

Se trata de un acidulante (corrector de la acidez). Como los dos anteriores se encuentra en cerca de un 6% de los productos analizados. En este caso es un aditivo inocuo que se suele derivar del E330 (El primero del ranking).

10º E621 (Glutamato monosódico)

Muy conocido y polémico es un potenciador del sabor que activa el sabor “umami” (se puede traducir como “sabroso” al castellano). Se obtiene por fermentación bacteriana de azúcares residuales de origen vegetal o animal y puede sustituir a la sal. Presente en un 5% de los productos analizados, se suele desaconsejar o evitar en la medida de lo posible su consumo. Como en el casos anteriores, recordamos que los aditivos están regulados y su uso según normativa no debería producir problemas (excepto a las personas con sensibilidad al producto).

Todos estos aditivos y el resto de composición de los alimentos los puedes ver en detalle (incluidas explicaciones) con la APP ¡Bueno para Mí!.

¿Quieres opinar sobre estos aditivos? Hemos creado una lista en 20-minutos para que puedas hacerlo.

Si te ha gustado esta entrada del BLOG, ayúdanos compartiéndola en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: